Durante su primer año de vida, más de la mitad de emprendimientos y startups han desaparecido y, para el tercer año, más del 85 % de los mismos no existen.


Por: Julio Seneor

Hace unos meses me encontré con un buen amigo de la familia, en uno de los tradicionales encuentros virtuales, y le pregunté en qué andaba; con un enorme desparpajo, me respondió de la siguiente manera: “Me retiré del trabajo y creé una startup”.

Muy sorprendido le pregunté de qué se trataba su startup, respondiéndome: “es un proyecto dedicado al manejo de compra y venta de repuestos de carros por medio de una app”; acto seguido me expuso todo su Pitch (como llaman los millennials a la explicación de algo).

La realidad es que hoy nuestro amigo está sin trabajo y con una importante deuda, tanto con el sistema financiero como con su familia.

De igual forma, en otro de los zoom que hacemos de vez en cuando, me encontré con un caso un poco más serio y dramático. Un amigo me contó que había perdido su empleo por causa de la pandemia, que no encontraba trabajo y que se estaba comiendo sus ahorros y prestaciones; me dijo, “Julito, no me queda de otra que emprender, imagínate que mi señora que es santandereana hace una hayacas que son la sensación en navidad entre la familia y las amigas, así que vamos a montar un negocio de hayacas y le meteré lo que me queda de capital”.

Esto me motivó a investigar sobre las “startups” y los “emprendimientos”, encontrando que a las startups se les define de una forma bastante sencilla como: “nuevos negocios con ideas innovadoras” (aunque muchas realmente no lo son) apoyadas en una base tecnológica. En otras palabras “voy a hacer un negocio utilizando las nuevas tecnologías e internet”.

La verdad es que muy pocas startups son exitosas y permanecen en el mercado después de un año, muy pocas son interesantes para fondos de inversión y casi ninguna termina siendo un unicornio como Rappi. Con lo cual los sueños de muchos de volverse ricos en dos años se ven frustrados.

A su vez, emprender es el desarrollo de un proyecto empresarial o de negocio, que permite a un individuo generar los ingresos para cubrir sus necesidades y obtener ganancias en el futuro.

En la situación de hoy en convivencia con la pandemia, hay un grupo de desempleados mayor a 4′500.000 de personas, para los cuales sus empleos no volverán y difícilmente serán contratados por otras empresas en condiciones similares a las de sus anteriores empleos y cuya única opción de trabajo es emprender.

Entonces nos encontramos con que emprender tiene sus dificultades, es así como, durante el primer año de vida de estos denominados emprendimientos, más de la mitad de ellos y de las startups han desaparecido y, para el tercer año, más del 85% de los mismos no existen.

#startups #franquicias #emprender #emprendimientoseguro #emprendimientos

¿Por qué fracasan?

Existen varias causas que desencadenan estos fracasos. En primer lugar, encontramos que hay factores motivacionales y el más complejo de todos es el desempleo; pero hay otros como el deseo de hacerse millonario muy rápidamente o el estar cansado de recibir órdenes en su trabajo, sentirse subvalorado o el creer que su idea al emprender un negocio es ganadora.

En segundo lugar, hay cierto desconocimiento del mundo de los negocios, aunado a una absoluta falta de planificación empresarial, que implica una deficiente preparación en materia financiera, contable, de mercadeo y legal. Lo anterior, en muchos de los casos, lleva a los empresarios a estrellarse con una dolorosa realidad y es el fracaso de su negocio.

A finales del año pasado, el gobierno promulgó la ley 2069 de 2020, la cual se denominó como “Ley de Emprendimiento”, sobre la que escribiré otra columna. En su artículo 11, la ley estipula que se considera a la franquicia como una alternativa para el emprendimiento y la expansión de Mipymes. Con lo que es más que claro que, al considerar a la franquicia como alternativa de emprendimiento, la hace parte de este ecosistema.

Cualquiera se preguntará cómo interactúa la franquicia con emprender y la respuesta se encuentra en la esencia del concepto de franquicia, esto es, un concepto de negocio probado, exitoso, con una marca consolidada y con un conocimiento o Know how desarrollado.

Qué más deseable que iniciar un nuevo negocio en el cual me enseñen qué debo hacer, me guíen cómo lo debo hacer, me ayuden a determinar cuáles son las variables financieras que debo tener en cuenta, así como a tener muy claro cuáles son los recursos económicos con los que debo contar. Además, me expliquen los requerimientos legales para evitar al máximo dificultades de índole jurídico, que me pueden llevar a litigios costosos y dolorosos. Así mismo, me van a transferir la licencia de uso de una marca ya registrada y conocida.


Los 12 hábitos de los millonarios para conseguir el éxito… ¿Sirven en realidad?


De igual manera, seré partícipe a muy bajo costo de campañas de mercadeo de la marca franquiciada, para así lograr un adecuado posicionamiento de mi negocio. Adicionalmente, podré ser beneficiario de las economías de escala que logre el franquiciante para toda la red. Igualmente, tendré un auxilio permanente por parte de la casa matriz y sus ejecutivos para solventar mis dudas, ayudándome a entender bien el negocio para gestionarlo adecuadamente.

Si mi deseo es ser exitoso en mi emprendimiento, el del franquiciante es que yo lo sea porque, en la medida que así sea, la red será cada vez más grande y poderosa, y yo podré ir creciendo en mi negocio y posiblemente adquirir otras franquicias de la red.

Por estas someras consideraciones, tal vez hoy por hoy la franquicia sea la forma más segura y con menos riesgo de iniciar un emprendimiento. De acuerdo con las estadísticas que poseemos en el Observatorio de Franquicias de www.franquiciaslatam.co, encontramos que más del 85% de los negocios franquiciados subsisten después del tercer año de vida, lo que es inversamente proporcional al promedio de supervivencia de los emprendimientos y startups que se crean de forma independiente.

Si usted quiere considerar opciones de franquicias serias para iniciar sus emprendimientos o startups lo invitamos a que por medio del test en el portal www.franquiciaslatam.co encuentre la franquicia que más se adapte a su perfil profesional y presupuesto.

Julio José Seneor L.

Director del portal www.franquiciaslatam.co

CEO de Grupo Americano de Franquicias y Seneor Lawyers

Si requieres más información sobre franquicias, visita www.franquiciaslatam.co.

Si tiene dudas sobre qué pasará con las franquicias después del Coronavirus este es el lugar adecuado.

¡Pregúntanos en los comentarios!

Síguenos en nuestras redes sociales y aprende más sobre el mundo de las franquicias y las claves para compara una.

Facebook: @franquiciaslatam.co

Instagram: @franquicias.latam

Linkedin: Franquicias Latam


Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Logo_semana_default.png

Publicado originalmente en: https://www.semana.com/finanzas/opinion/articulo/millennials-y-franquicias-es-este-un-negocio-de-viejos/202111/